Abuelos de Sonrisas

Yo soy Carcajadas, en realidad me llamo…¿cómo me llamo? Ya se me olvidó, niños. Pero lo importante, es que en nuestra familia todos somos muy divertidos.

Y yo soy doña Carmen, pero siempre me han dicho Risita, y el abuelo en realidad se llama Eugenio, pero nunca le ha gustado mucho y por eso dice que se le olvida. Lo cierto es que somos una familia que siempre está contenta y agradecida. Vengan a tomar tecito cuando quieran.

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor”.

1 Corintios 13:4-5

WordPress Lightbox